EL ADIOS A NESTOR KIRCHNER DEL PUEBLO ARGENTINO Y LATINOAMERICANO- COMO SE TE EXTRAÑA PINGUINO-

jueves, 2 de octubre de 2008

VALENTINA ESPERA - APRENDE A TRANSFORMAR LO NEGATIVO EN POSITIVO



Me comunico con ustedes a fin de hacerles llegar el pedido de difusion en pos de la Donacion de Organos...muchas personas como ella esperan en silencio.
Muchas gracias!
Victoria Perez

VALENTINA ZARZA : EMERGENCIA NACIONAL A LA ESPERA DE UN CORAZON

Sufre una miocardiopatía congénita primaria: su corazón se agita como si estuviera corriendo durante las 24 horas. Precisa urgente un trasplante. Desde hace cinco días está conectada a un respirador mecánico.
Valentina Zarza tiene cinco meses y su corazón se agita como si corriera las 24 horas del día. Si eso no está ocurriendo ahora es porque desde el 11 de agosto está medicada y controlada por los equipos de terapia intensiva de la Fundación Favaloro. No obstante, hace una semana que su vida depende de la aparición de otro corazón. Valentina es la única en su talla, del país, que espera la donación de un corazón en la lista de emergencia de INCUCAI.

La chiquita nació con un corazón que en lugar de fibras musculares tenía un tejido que no puede contraerse ni relajarse. Sufre de miocardiopatía congénita primaria, una dolencia del músculo cardíaco, de origen genético y primario, porque nació con la enfermedad que fue evolucionando a medida que crecía.Durante los dos primeros meses, no dio indicios de estar enferma. Pero entre el segundo y el tercer mes de vida no engordó un gramo. 'A la semana empezó con moquitos y más y más resfrío. Luego dejó de comer. No quería ni mamadera ni pecho. Sólo comía de noche, pedía todo junto y luego se dormía. Durante tres días fuimos a la guardia porque estaba cada vez más agitada y con más mocos. Al tercer día, inclusive, había dejado de hacer pis. Entonces decidimos ir al Garrahan de donde nos fuimos porque había una fila de doscientos nenes. Volamos a la Fundación Favaloro y veinte minutos después estaba en terapia intensiva a raíz de la arritmia de su corazón. Sus pulsaciones habían llegado a 250 por minuto y lo normal son de hasta 130 por minuto', relató a un ritmo casi maratónico la mamá de la beba, Olga Palacios.

En dos días le hicieron ecografías, una tomografía, análisis de sangre, placas. Y a partir del diagnóstico de la arritmia, Valentina fue medicada. Así, la arritmia descendió de sus niveles extremos, pero nunca dejó de bajar y luego subir. Por esa razón debieron aplicar estudios de alto riesgo, a los que Valentina respondió bien', describió la mamá. 'Es muy fuerte esta beba', nos dijeron los médicos.

Después de un estudio genético y de uno metabólico los médicos deciden conectar a Valentina a un respirador mecánico. A los tres días la desconectan y ahora hace cinco que está con el respirador mecánico en forma constante.

Hoy, ni José Zarza su papá de 34 años ni su mamá de 31, que la buscaron durante seis años (los últimos dos mediante tratamientos de inseminación artificial), pueden abrazar ni alzar a su pequeña beba de ojos negros. 'Aunque vale destacar que los médicos de la Fundación nos dan un trato fantástico. Nos dejan estar con ella el tiempo que necesitemos. Nos desinfectamos las manos, la cara y entonces la podemos besar y tocar. Subimos a terapia intensiva cada dos horas y nos quedamos con ella una hora. Cuando le damos la mano, los dos sentimos cómo se da cuenta que somos nosotros y se tranquiliza', narró Olga con mucha tristeza
.